Templo= FER
Ubicación = El mirador, La florida
Sitio = segundo piso de un local
Tipo = Centro de masajes
Costo = 25 lukas
Conserje = No
Fono = 9 8311 5857
Horarios = diurno
Comunicación = WhatsApp, todo normal
Entorno, Recepcion = muy dedicada y complaciente, no fue relojera, si bien, hay que aclarar las tarifas de auxiliares

Notas del Servicio: (Notas de 1 a 7)

Musa = 6
Nivel de Empotamiento = 50%
Edad = Veinti algo
Estatura = ciento setenta
Contextura = Delgada
Cara = seis
Nivel de Phothoshop = La fotografía no muestra mucho, mas es
Trato = Realmente bien, falta un poco de experiencia, seis
Masaje= mmm bueno, la verdad no fui de ahí que, falta un tanto de experiencia, yo diria un 5.8
Sensitivo= Muy bien, se agradecería un poco de pluralidad, pero toque por donde quise.
Besos = N/A
Pechos = de lola tipo copa de champagne, exquisitos y firmes. seis.5
Cola = N/A, pero si lo hiciese seria una diosa.
Oral = N/A
Movimientos Pélvicos = Franeleo una maravilla. 6
Calidad de Sonido = lo justo. cincuenta y ocho
Atención = Muy amable y preocupada. 6

No soy de hacer reportes, cuando no hay nada nuevo que contar, no obstante, hay ocasiones en que una buena experiencia merece ser compartida. Ignoro el nombre del centro, mas se halla cerca del metro mirador de la florida (zona que según parece concentra los unicos target de este campo de la ciudad), bueno, puesto que andaba por el ámbito, procuré un tanto por la página web y me encontré con este anuncio y decidí sacrificar un kamikazee por la comunidad. Comunicación por WhatsApp, regulamos y llego al templo. Fer es una chavala joven, con cuerpo de diosa 1.70mt aplicación de piel blanca y suave, absolutamente depilada (no rasurada, lo que par mi es una delicia). al entrar me recibió con un beso, me explicó los detalles del masaje y procedió a invitarme a la ducha. El templo tiene 2 habitaciones (según parece) y lo que se agradece es que no son oscuras al punto de no ver nada. Salgo de la ducha, fuera la toalla y de guatita para empezar el masaje, too bien, hasta el momento en que de repente sentí un par de jovenes pechos recorriendo mi espalda, luego de un rato me afirma la palabra mágica ("dese vuelta"), ahí la puede ver completamente desnuda y empezó la segunda parte. La me que reservaré para mí, en conclusión, les puedo contar que es lo mejor que he vito por el campo sur de la ciudad. Datos adicionales: