Hola, les voy a comentar de Massiel, la idea que me atendiese después de tanto tiempo, bien llego el Viernes pasado, le escribo temprano me afirma, cuando usted quiera lo atiendo. Pensé para que dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, le dije atiéndame al tiro, regulamos y en una hora ya estaba tocando el timbre.

Abre la puerta Massiel, con su vestido colorado ajustado, por supuesto sin ropa interior, cuantos recuerdos pasaron por mi cabeza, bueno en realidad por mis cabezas, más por la de abajo que la de la de arriba!!, cuento corto, paso a la ducha y a la camilla.

Ya en la camilla, Massiel calienta sus manos y procede a hacer un gran masaje, ese antiguo dicho “La experiencia hace al Maestro”, aquí es realmente bien aplicado, el masaje que recibo es fabuloso, piernas, glúteos, espalda, brazos, manos, se detiene en los pies, dedos, con sinceridad no deja un solo centímetro sin masajear, sí que sabe lo hace, termina los pies y empieza con algo suave, tocando donde ella sabe tocar, se desnuda, aplica lengua en mi compañero, uff, ya estaba más caliente que la mierda, parece que me había puesto sentimental, por el hecho de que mi amigo ya lloraba!, aguardando instrucciones para el darme vuelta, mas me mantiene así, todo con calma, elevando el libido de la situación, ya a estas alturas se introducía a mi amigo sutilmente en su boca, como preámbulo de lo que se venía, prosigue en ello, hasta que llega el aguardado “dese vuelta”.

Ya de espaldas en la camilla, pongo una almohada bajo mi cabeza para apreciar la situación, Massiel sin apurar nada, empieza a hacer maravillas con su lengua, hasta llegar a mi compadre, aquí me detengo, puesto que hay 2 situaciones que hacen que la calentura del instante aumente prácticamente al punto de ebullición, una es que me mira a los ojos de manera directa, la otra es que con esa mirada, comienza a lamer a mi compañero a lo largo y ancho sin perder el contacto visual, para entonces introducirlo suavemente en su boca, ufff que oral por la rech…, maravilloso, garganta profunda muy sutil, estuve a punto de pararme a aplaudir, mas había que mantenerse, puesto que la cosa estaba recién empezando.

Estaba en su oral, cuando le digo que por favor me ponga el condón, lo que hace de forma perfecta con su boca, continua en ese suave oral, toma mi mano, me solicita que me siente sobre la camilla, nos besamos ultra caliente, yo “gatillando” su entrepiernas, gozando, seguíamos en esos besos apasionado, cuando de repente ella se da vuelta, pone sus manos en el muro, levanta su cola, me mira cara atrás, y pareciera que con sus pestañas me dice “ven cómeme”, parecía un espejismo, mas disciplinado que soy, sin importar si era realidad o bien una visión, me acerco a ella, beso su cuello, pongo mi miembro entre sus glúteos, ella acerca aún más sus nalgas a mí pelvis, y con su mano, desde abajo introduce suavemente a mi amigo en su ya mojada vagina, a mierda!! Comienza a desplazar su culo, yo bombeando, intentando coordinar nuestros movimientos, en ello estuvimos largos minutos, hasta que retrocedo apoyándome en la camilla, Massiel no se despega de mí, recula conmigo, apoya fuertemente su trasero en mí, empieza a desplazar su trasero de forma muy sensual y muy efectiva, puesto que no pasaron ni 5 min en esos menesteres cuando siento que me mandará a chuu, y ciertamente de esta forma ocurrió, ufff que placer, que exquisitez, la cagó, Massiel es una verdadera maestra.

Bueno no hay que hacer un resumen respecto de recomendaciones, Massiel definitivamente está en el top five histórico del mundo del masaje.